INTERVENCIONES PREVENTIVAS DE LA VIOLENCIA INTERNA EN EL TRABAJO: POLÍTICAS DE BUENAS PRÁCTICAS Y GESTIÓN DE CONFLICTOS

Antonia Bernat Jiménez, Ana Capapé Aguilar, Covadonga Caso Pita. Servicio Prevención Riesgos Laborales. Hospital Clínico de San Carlos. Madrid. España.

Med Segur Trab (Internet) 2011; 57. Suplemento 1: 1-262

La violencia interna en el lugar de trabajo es la que tiene lugar entre los trabajadores, incluidos mandos y directivos. Incluye la violencia física, el acoso sexual y el acoso psicológico, abarcando también otras conductas de violencia psicológica diferenciadas de éste. Debe ser considerada como un riesgo psicosocial, que supone un peligro importante para la salud y seguridad de las personas, y tiene repercusiones organizacionales a través de costes directos e indirectos.

Considerar la violencia interna con este enfoque de riesgo laboral, supone que su abordaje se ha de realizar aplicando los principios de la acción preventiva, a la vez que permite adoptar estrategias de actuación dirigidas a la prevención del fenómeno.

Las principales organizaciones a nivel mundial y nacional proponen la implementación de una política de prevención de la violencia en el lugar de trabajo.

Este artículo trata sobre la conveniencia del desarrollo e implementación en las organizaciones de una política de prevención de la violencia interna, de carácter integral e integrado, que involucre a toda la organización, orientada a lograr entornos de trabajo más saludables y con un enfoque centrado en los factores organizativos y psicosociales.

En el artículo se contemplan las premisas esenciales de esa política preventiva de la violencia interna, abordándose también los momentos básicos de la estrategia preventiva:

—— La evaluación de riesgo psicosociales.

—— La política de buenas prácticas.

—— Los procedimientos de gestión de conflictos y acoso psicológico en el trabajo.

—— Las estrategias de comunicación organizacional y las acciones formativas.

Para conseguir auténtica efectividad, las políticas de prevención de la violencia interna deben incorporarse al Sistema de Gestión de la Prevención de la organización, que, a su vez, estará integrado en todos los sistemas de gestión restantes de la empresa.